2 años que demuestran Sentir para qué merece la pena vivir

🍀Hoy día 28 de septiembre hace dos años de la historia de amor y cuidado que voy a relatar🍀

✳️Recién incorporada de mis vacaciones, esos días estaba en el Consultorio de Beneixama (Alicante), en un ambiente laboral por parte de mis compañeros que NO tiene mención y que sólo contaba, conté y cuento con la ayuda y firmas de mi población a quien destinaba mis Cuidados 

Con este contexto, eran las 10.11h de la mañana soleada de septiembre. Una llamada de auxilio me hace abandonar mi consulta de pediatría que deje a madre y niña para atender a un accidente en la misma puerta del consultorio, un ciclista en la carretera.

Primera revisión no TOCAR por su posición y ausencia de dolor. No podía hablar y su cuello había sufrido un traumatismo de alto grado y así me eché al asfalto y estuve 50 min junto a él.

  1. Asistencia de primeros auxilios y monitorización.
  2. Ya estable sólo me quedó estar a su lado.
  3. Desconocía su nombre.
  4. Pero mi atención fue pidiéndole perdón. Me presenté y sólo lo focalicé en respirar. 
  5. Se partió la lengua y no podía hablarme. 
  6. Estuve todo el instante de espera con su lengua en mi mano, para que no se ahogara.
  7. Mi voz en su oído izquierdo. 
  8. Le calmé con sumo Cuidado. 
  9. Estuve 45 min respirando con él.
  10. Me impregné de su latido y recuerdo su olor.

⭐️El sólo movía los ojos y así estuve en el asfalto, con una sábana y un apaño para su cabeza, mis manos y nuestra respiración.

Llegó una ambulancia. Llegó un SAMU y llegó un helicóptero.

Me despedí, sin querer hacerlo.

Me encargué de guardar todas sus pertenencias, joyas, móvil y cartera y yo misma las entregué a la policía.

🍀🍀🍀

Pocos días después, acudió la familia al centro en mi búsqueda para agradecerme, personalmente mi apoyo, mi respeto a su atención. Con el ambiente que he nombrado al principio, nunca nadie me avisó y no me dieron ni los detalles de contacto. 

💚 Mi corazón y mi latido preguntó en cada oportunidad que pude, pues sentía de su gravedad pero no lo podía ubicar.

💚Hasta que 2 años después. Hoy. He tenido la gran satisfacción de poder abrazarle y darle el mismo cariño que le ofrecí en su caída.

💚 Sentir todo el valor que despierta cada día, sentir su esfuerzo por vivir, sentir su fortaleza que ya tenía ese día, sentir su risa, sus ojos de plenitud, su corazón latir y toda la dura evolución de su gravedad.

Es una bendición y me siento agradecida de que ese día yo tenía que estar ahí.

Amo mi instante 

Amo mi profesión 

Amo a las personas 

Amo mi #aquiyahora

Felicidades Benito, merece la pena vivir

Seguimos Cuidándo-nos 🩵 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

©ADeNfermero 2022 - 2024 – Política de privacidad y protección de datos